Actualidad Nacional

CARGA DE BUERAS EN MAIPÚ

Escrito por Analisis Noticias

En esta obra pictórica, que representa la carga de Bueras en la Batalla de Maipú del 5 de abril de 1818, se aprecia al teniente coronel Santiago Bueras y Avaria, quien monta el clásico caballo alazán sin cubre cabeza y con sus cabellos y barba al viento; en el borren delantero de la silla, con la cartuchera para la pistola y bajo esta un mandil o faldón con granada, hay un elemento que debe corresponder a un corno.

El resto de los escuadrones de Cazadores de la Escolta Directorial patriota están al fondo y cargan al mando de su comandante, que debería ser el coronel Ramón Freire. A su izquierda, se aprecia a un soldado de caballería que ha perdido su cabalgadura, mientras combate desmontado con el sable tomando con las dos manos a un infante realista que el autor ha pintado con el uniforme del Regimiento de Infantería del Infante Don Carlos: casaca azul turquí, solapas moradas, vuelta morada, cuello y charreteras encarnadas, botón dorado y pantalón azulde invierno. De cubre cabeza, un morrión de suela.  Sin embargo, en rigor, esta unidad estuvo uniformada durante la batalla con chaqueta y pantalones de brin, con divisa encarnada (roja) y morrión cubierto de funda de brin.

En el plano central, destaca la #gura del comandante Bueras, que combate montado blandiendo un sable curvo de caballería ligera y luce el uniforme de campaña, compuesto por chaqueta azul con cuello y botamangas lacres, además de una bandolera con cartuchera con el corno cazador, que se puede observar al centro.

Llama la atención que el cinturón con hebilla de estrella sobre relieve no porte el doble tiro de los sables, ya que este, conforme a su estatura y fuerza hercúlea, acostumbraba a portar dos sables que empleaba sucesivamente, dado que en combate solía quebrar uno de estos.

La bota no es granadera y tiene la espuela chilena típica de los huasos. A sus pies yacen cinco soldados realistas, tres muertos y dos heridos; al extremo un cañón de bronce de calibre 4 inutilizado, donde se intenta apoyar un soldado herido. Un sexto soldado realista se mantiene de pie e intenta protegerse con su fusil, ya ha perdido el morrión, que se encuentra en el suelo con los efectos de haber recibido un sablazo. Este soldado de infantería realista porta sable briquet y bayoneta, que indica que pertenece a la Compañía de Granaderos del Infante Don Carlos. Cabe señalar que estas unidades eran las más veteranas y experimentadas de los cuerpos de infantería.

A la derecha del cuadro, en segundo plano, los soldados se defienden en formación de cuadro. Uno intenta resistir la arremetida de la caballería patriota y el otro apunta su fusil hacia el comandante Bueras para batirlo. En esta batalla, el comandante Bueras, más conocido como el “Huaso Bueras”, morirá combatiendo a la cabeza de su escuadrón.

A través del plano central de esta obra se observa el humo del campo de batalla, provocado por la artillería de ambos ejércitos.

Este óleo sobre tela de 140 x 200 centímetros fue sometido a limpieza durante el año 2017. Fue pintado por Pedro León Carmona en 1882 y se encuentra en la Pinacoteca de la Escuela

Militar. DCHEE

Carga de Bueras en Maipú

DCHEE – TCL. PEDRO HORMAZÁ

Deja un comentario