Nacionales

Chilenos “varados” en el extranjero se quedan solos: Cancillería instruye a consulados para que no se involucren

Escrito por Analisis Noticias

Aunque el gobierno acaba de repatriar a chilenos “varados” en Cuba y Costa Rica, la instrucción de la Cancillería a los consulados es que no se involucren en gestiones para traer de vuelta a connacionales y que informen a los afectados que ellos deben arreglar su problema con las aerolíneas. CIPER accedió a un documento interno del Ministerio de Relaciones Exteriores que indica, además, que no hay fondos para enviar aviones de la FACh ni para mantener a quienes quedaron a la deriva debido a la suspensión de vuelos por la pandemia.  La Cancillería calcula en 2.500 los chilenos que aún están tratando de volver.

US. no debe involucrarse en las gestiones personales de los viajeros ante las aerolíneas, pues si esas gestiones no se concretan, los involucrados demandarán a US. las explicaciones del caso y probablemente harán pública su molestia”.

Esta es parte de las instrucciones que envió el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel) a los consulados chilenos el pasado 23 de marzo, a través un documento interno al que accedió CIPER, titulado “Gestión de emergencias: connacionales imposibilitados de retornar Chile”. El instructivo establece que será responsabilidad de cada afectado arreglar el problema con su aerolínea, que no hay fondos para sostener su mantención ni para enviar aviones de la FACh por ellos (vea el documento aquí).

La comunicación está suscrita por la Dirección General de Asuntos Consulares, encargada de “ejecutar la política del Ministerio de Relaciones Exteriores en materia consular y migratoria”. En ella se establecieron los lineamientos con los que debe trabajar cada oficina chilena frente a las demandas de miles de connacionales que continúan “varados” en el extranjero, quienes no han podido retornar al país debido a las medidas restrictivas que se han tomado por el avance del coronavirus.

La misiva fue enviada un día antes de que el canciller, Teodoro Riberaemplazara públicamente a tres aerolíneas para que se hicieran cargo de “los chilenos que les confiaron su viaje” y realizaran las gestiones necesarias para traerlos de vuelta. Esa fue la bajada comunicacional de una minuta interna que, en un tono cordial, confirmó que el gobierno no hará mayores esfuerzos por solucionar la situación, tal como señala el segundo punto de la carta:

La situación actual exige disponer de los recursos públicos para atender la pandemia en Chile. Comprenderá US., por tanto, que no se encuentra dentro de las actuales posibilidades disponer recursos fiscales para efectuar vuelos de la FACH para repatriar a nuestros connacionales, ni tampoco transferir grandes sumas de dinero para pagar la manutención de quienes esperan los vuelos de retorno”.

Esta idea se reafirma cuatro párrafos después, cuando se indica que cada cónsul “debe insistir a nuestros connacionales que realicen personalmente las gestiones de reprogramación de vuelos ante las aerolíneas.

Por eso, instruye el Minrel, los consulados solo deben prestar “contención” y, al mismo tiempo, enfatizar que “las soluciones a sus situaciones particulares escapan a nuestras capacidades”. “La situación que enfrentan nuestros connacionales en el exterior es sensible y resulta comprensible la frustración que sienten, pero no es distinta a la situación que viven todos quienes no han podido regresar a sus países de origen”, agrega la misiva.

Cancillería confirmó a CIPER que el documento fue emitido por la Dirección General de Asuntos Consulares del Minrel y detalló que, según sus cálculos, cerca de 2.500 personas continúan sin poder regresar a Chile.

El jueves 2 de abril, el canciller Ribera informó a través de sus redes sociales que el Minrel inició “un operativo para traer a los chilenos varados en La Habana”. Para ello, un avión de la compañía Copa viajó desde Colombia hasta la capital cubana para recoger a cerca de 180 connacionales. El plan anunciado por Ribera contempló un segundo vuelo, esta vez de Latam, que el viernes 3 de abril partió desde San José (Costa Rica) hacia La Habana para luego aterrizar en Chile. Con estas acciones, el objetivo del ministerio era repatriar a todos los chilenos “varados” en Cuba y Costa Rica.

ESPERANDO UNA SOLUCIÓN DESDE BRASIL

La última información publicada por el Minrel señala que entre el 18 y 28 de marzo regresaron 39.340 personas al país (29.470 chilenos y 9.870 extranjeros residentes). A través de un comunicado, la cartera agregó que actualmente está trabajando “en coordinación con las líneas aéreas Latam, Sky y Jetsmart” para que el resto (2.500 personas) también pueda hacerlo.

Paralelamente, las referencias públicas que ha hecho Ribera sobre el proceso de repatriación, han estado marcadas por el riguroso tono que supuestamente ha sostenido durante las negociaciones. En diálogo con radio Duna el pasado 2 de abril, el canciller detalló: “Hay países donde uno puede llamar y presionareste es un proceso de escalamiento. Primero uno llama a la línea aérea y le dice: ‘oiga, cumpla, y si no cumple, va a tener problemas conmigo’. Esa es la forma como uno lo hace, no hay una forma distinta. Y el problema es: ‘no se preocupe, vamos a tener memoria y el día que vuelva la normalidad, conversaremos si su derecho de circulación por Chile lo vamos a mantener o no’”.

¿Pero cuál ha sido el efecto de ese trabajo, tomando en cuenta que el lineamiento interno –como reveló el documento citado anteriormente– instruye que los consulados deleguen la responsabilidad a las aerolíneas? Es lo mismo que se pregunta Pamela Moya, quien se encuentra “varada” en Brasil junto a su marido desde el 10 de marzo, cuando viajaron para festejar su luna de miel.

Su pasaje de vuelta estaba fechado para el 25 de marzo. Sin embargo, la aerolínea Sky reprogramó su vuelo para el 2 de abril y luego para comienzos de mayo. Pamela acusa que la agencia despegar.com, a través de la cual adquirieron los tickets, tampoco les ha ofrecido una solución. El suyo es un caso que evidencia cómo cada una de las partes involucradas se “tiran la pelota” al momento de buscar una solución definitiva a este problema.

“Mientras todo esto sucedía me contacté con el consulado de Chile en Brasil para explicar en qué situación estábamos, pero el consulado nos ha respondido que tengamos paciencia, que agotemos las conversaciones con agencias y aerolíneas, que ellos no asumen gastos ni traslados, pero que harán lo posible para regresarnos. Los últimos mail que hemos recibido ya son alarmantes, porque nos insisten que volvamos por nuestros propios medios o nos quedemos en Brasil”, señala Pamela respecto a la escasa colaboración que han recibido por parte del consulado.

Uno de los correos electrónicos aludidos por Pamela corresponde al que recibió el jueves 2 de abril, caratulado “Información para chilenos que no han podido regresar al país”. En él, el consulado chileno en San Pablo se apegó a la hoja de ruta que diseñó el  Minrel a mediados de marzo y le señaló que “junto con solidarizar con la penosa situación que atraviesa, las soluciones a su situación particular escapan a nuestras capacidades”.

Le sugerimos nuevamente que realice personalmente todas las gestiones de reprogramación posibles ante la aerolínea y, si es el caso, conseguir el endoso del pasaje a una línea aérea que aún esté operando hacia Chile. Tenga presente que es una situación de emergencia global y que se puede extender por varias semanas (…). Le pedimos que no se acerque al Consulado personalmente ya que por precaución la atención será preferencialmente por esta vía”, agregó el correo electrónico.

Actualmente, Pamela se encuentra en San Pablo junto a otra familia de tres integrantes –incluido un menor de un año– que también espera retornar al país, costeándose la estadía y el traslado que tuvo que hacer desde Río de Janeiro “luego de que el consulado nos aconsejara venir hasta acá, porque sería más sencillo encontrar vuelos”, explica. No obstante, ya han pasado más de 10 días desde la fecha original de su retorno y todavía no sabe cuándo ni cómo volverá a Chile.

RESPUESTAS DE CANCILLERÍA

A través de su departamento de comunicaciones, Cancillería informó a CIPER que la cifra de 2.500 chilenos que continúan en el extranjero “es dinámica”, ya que “cada  día se suma gente que no estaba considerada inicialmente, de la misma forma que muchos consiguen volver a nuestro país y no dan cuenta de aquello”.

Respecto al detalle de las negociaciones que sostuvo el canciller con las aerolíneas Latam, Sky y Jetsmart, la cartea indicó: “El acuerdo consistió en que aquellos que contaran con pasajes en alguna de estas aerolíneas y que no hubieran podido regresar, pudieran hacerlo en alguna de las otras”. Sin embargo, este acuerdo no ha funcionado en casos como el de Pamela Moya, ya que desde San Pablo ninguna de las tres aerolíneas señaladas tiene vuelos disponibles, y tampoco se ha anunciado una operación como la que trajo de vuelta a los chilenos varados en Costa Rica y Cuba.

Por último, el Minrel afirmó que no puede proyectar para cuándo espera solucionar la situación de todos los afectados, porque “el avance y efectos de la pandemia son dinámicos y determina las medidas y acciones que los países establecen para evitar el contagio de sus ciudadanos”.

Publicado originalmente en: ciperchile.cl

Deja un comentario