Actualidad Internacional

El obispo Cañizares marca el camino y denuncia la cristofobia: “Algunos gobiernos autonómicos rebajan de manera humillante los números permitidos para participar en la Santa Misa”

Escrito por Analisis Noticias

El Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, denunció que en España “algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho, en cuanto a libertad religiosa se refiere, al rebajar de manera humillante los números permitidos para participar en los templos, en las celebraciones de la Santa Misa”, recoge Aciprensa.

En su carta semanal difundida el viernes 12 de febrero, titulada ‘Ir a Misa los domingos. No lo impidamos’, el Cardenal recordó que “para los católicos es primordial participar en la Eucaristía dominical y comulgar”, y se mostró muy crítico por las limitaciones impuestas a la asistencia a Misa en algunos lugares de España como medida para evitar la propagación del coronavirus.

Denunció que las limitaciones de aforos en las iglesias impuestas por las administraciones públicas regionales, que son las que tienen la competencia en España, son “a todas luces arbitrarios, injustos, irrisorios e irrazonables en algunas Comunidades Autónomas sin contar con la Iglesia”, “con números incluso ridículos”, y se preguntó si “no se estarán poniendo trabas a un derecho fundamental e inalienable”.

El Cardenal Antonio Cañizares insistió en que “todo esto tiene que ver, y mucho, con la libertad religiosa y de conciencia, que sí es derecho fundamental e inalienable 

Aseguró que lo que más le preocupa “es que los fieles católicos no se vean despojados o privados de poder participar en la Eucaristía y comulgar, y de acudir a Cristo, presente en medio nuestro, para acompañarle, adorarle y estar con Él, hablarle ante el Sagrario de todos los templos”.

Por ese motivo recordó “a los sacerdotes que tengan abiertos los templos todo el día, donde no sea imposible, con el Santísimo expuesto para visitarle, adorarle, e implorar su auxilio y su ayuda que sólo de Él nos vendrá en estos momentos difíciles que atravesamos”.

“Por esto mismo dije a todos los sacerdotes que, al menos los domingos, multipliquen las celebraciones de la Santa Misa, cuantas veces sea necesario, aunque vengan pocos, pero que, con las debidas disposiciones y cuidados, puedan comulgar y escuchar en directo, presencialmente, la Palabra de Dios”.

En este sentido, el Arzobispo de Valencia narró una experiencia personal: “El pasado domingo al entrar en la Catedral de Valencia para celebrar la Eucaristía a las doce de la mañana, la encontré medio vacía, no llegaba ni por asomo al aforo mínimo permitido, sentí una gran pena y me invadió un dolor y tristeza grande; casi me puse a llorar, tuve que contener las lágrimas; me encontré con una disminución notable de presencia de fieles, respecto al domingo último, participando o asistiendo a la Santa Misa”.

“Esta disminución la había experimentado ya el domingo anterior, y el domingo anterior, lo mismo con respecto al domingo precedente. Y así está sucediendo, según me informan, en la mayoría de las iglesias de la diócesis”, lamentó.

¡No tengamos miedo! Al contrario, necesitamos de la Eucaristía porque queremos continuar siguiendo a Jesucristo, ser discípulos suyos, ser testigos y anunciadores valientes del Evangelio para renovar el mundo, hoy 

Según señaló, “la gente tiene miedo a contagiarse y a contagiar y, como dije en otro escrito, ‘yo también’. Ese miedo real e inducido parece ser una de las motivaciones que conducen a los fieles a abstenerse de la participación presencial en la Santa Misa dominical. ¡No tengamos miedo! Al contrario, necesitamos de la Eucaristía porque queremos continuar siguiendo a Jesucristo, ser discípulos suyos, ser testigos y anunciadores valientes del Evangelio para renovar el mundo, hoy”.

Esta situación ha derivado en una situación en la que la Iglesia se encuentra “con el terrible mal o con la paradoja dolorosa, que cuando más se necesita, los fieles se quedan sin la Eucaristía dominical, sin comulgar, que es imprescindible”.

El Cardenal Cañizares insistió, en definitiva, en que “sin la Eucaristía y sin la reunión dominical, al igual que los primeros cristianos, los católicos de hoy no podemos vivir”, y por eso alentó a los sacerdotes a perseverar en la celebración de la Misa y les agradeció por la “gran e importante obra hacéis facilitando, como digo en este escrito y dije ya en otro anterior, la Eucaristía dominical”.

La Comunidad Valenciana ha limitado el aforo máximo permitido en los templos para la asistencia a Misa al 30%. 

Para contener la pandemia, el gobierno de España aprobó el 25 de octubre de 2020 declarar el Estado de Alarma en toda España. Esa medida concede al gobierno competencias exclusivas para luchar contra la pandemia.

Entre las medidas adoptadas están el toque de queda entre las 23:00 y las 06:00, con algunas excepciones; la restricción de entrada y salida de los territorios de las comunidades autónomas; la limitación de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados a un máximo de 6 personas; y la limitación de personas en lugares de culto.

Algunas de esas competencias, como es el caso de fijar los aforos en las iglesias, están cedidas a los gobiernos de las comunidades autónomas. Por lo tanto, cada comunidad autónoma tiene capacidad de decidir el número máximo de personas que pueden asistir a Misa.

En ese sentido, la Comunidad Valenciana ha limitado el aforo máximo permitido en los templos para la asistencia a Misa al 30%.

hispanidad.com

Deja un comentario