Actualidad Nacional Analisis Noticias

“Es la copia feliz del… “

Escrito por Analisis Noticias

Es una de las frases más reconocidas de nuestro himno patrio pero que cada vez más se diluye en una locura ideológica que perturba la razón de los más incautos.

El camino de revolución molecular comenzado antes del 18-O ha ido abriendo la puerta a un nuevo proceso de deconstrucción social y cultural, sin precedentes!

Alguien podría esgrimir que lo del gobierno militar también fue un cambio social y cultural; y sí que lo fue.

En efecto, ese cambio sacó a Chile de la infamia del subdesarrollo para convertirnos en un país que ya tocaba las grandes ligas de crecimiento y desarrollo humano en Latinoamérica. Aunque es indudable que había que corregir los cohechos y corrupciones de la “gobernanza”.

Hoy, vemos como nuestro país se encuentra en una encrucijada. Los modelos de sociedad en disputa son parte del derrotero que tiene a Chile ya no siendo una dulce patria.

La Convención Constitucional nos viene mostrando un nuevo panorama sobre la forma de hacer e imponer política.

El costo de desconocer el origen de su propia historia y los límites impuestos para poder dar seguridad al marco institucional de la CC, en el que debía actuar es muy alto: un proceso de desligitimación profundo.

Debido a ello, cada vez que las siniestras garras totalitarias se asoman entre las sombras el pueblo enmudece de temor por la violencia política de sus promotores y, que tienen ahora, el mandato de las urnas pero empañado por tanto autogol.

Ilegítima, ilegal e inconstitucional se ha vuelto la CC. No sólo por la falta de comportamiento ético y político sino también jurídico.

Muchas veces no se ha creído en la importancia de la libertad como un deber a proteger y cuidar, sino solo como un derecho que sólo se justifica por la superficialidad ideológica de quienes la usan para someter a los ciudadanos a sus propios designios.

La fe, el amor por la vida, la familia – como fundamento emocional y espiritual de la persona humana, – son vitales a la hora de reflexionar el futuro de Chile y sus hijos.

Advertimos junto a otros lo que se venía. La venta de la nación trajo para algunos suculentas ganancias y aplausos de organismos internacionales, los que se instalaron en el proceso constituyente entrando por la ventana.

La salida de esto no se aprecia cercana y tampoco con ánimos templados. La soberbia y la hipocresía atraviesa la inteligencia de un Chile que ya no recibe protección de sus propios votos.

Mantener la esperanza de que los hijos pródigos vuelvan la mirada a su propia memoria es fundamental.

La esperanza siempre será contra esperanza y por cierto llena de amor por Chile.

Oscar Almazán

Teólogo/Académico

Deja un comentario