Opinión

La necedad crece

Escrito por Analisis Noticias

La necedad crece. Esto es lo que necesitaban nuestros militares: conocimientos sobre ideología de género y certificado por personal de Naciones Unidas.

Así titula  Hispanidad, la web Española para referirse a esta noticia que refleja el estado actual de adoctrinamiento LGBTI+P con la excusa de la tolerancia a la diversidad. Este fenómeno es nivel mundial, financiado por cuanto organismo internacional existe, más flujo constante de recursos de multinacionales de algunos de los hombres más ricos del mundo que buscan imponer una reingeniería social donde nadie piense diferente a las políticas que ellos han diseñado.  Es evidente que este falso liberalismo democrático no es ninguna de las cosas ni liberal, ni democrático, al contrario se trata de imponer ideas que viajan por el mundo en unos cuantos panfletos acientíficos, del cual una parte de los intelectuales influyen en la sociedad, en particular desde el ámbito de la educación, donde los jóvenes en liceos y universidades son afectados y ahora con la ESI pretenden adelantar procesos de sexualización desde la más tierna infancia. Promueven según ellos romper los estereotipos además de confundir con la idea de que no nacemos ni hombre ni mujer, que nos han asignado un sexo.

 

En Chile tenemos abundantes ejemplos de esta intervención del activismo LGTBI+P al que gobiernos y ministerios le han brindado las facilidades para realizar esta labor de adoctrinamiento en establecimientos educacionales, sindicatos, apoderados, funcionarios de Carabineros, PDI, personal de las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas, siempre en nombre de los derechos humanos y por supuesto incluyen la diversidad sexual.  La normalización de estos muy particulares estilos de Vida es que el resto de la población no ve lo que ellos dicen ser, lo cual se considera intolerancia.

Esto avanza por el mundo como una imposición totalitaria con el apoyo de gobiernos que financian  ideas avaladas por intelectuales adherentes, y una prensa que se rinde y asume el peligroso camino de la corrección política.

Autor Livio Amador Roldan

 

Deja un comentario