Actualidad Internacional Corona Virus

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos investigan si el coronavirus surgió de un laboratorio en Wuhan

Escrito por Analisis Noticias

as agencias de inteligencia de Estados Unidos están investigando si el coronavirus, que ya infectó a más de 2 millones de personas y mató a más de 150.000 alrededor del mundo, surgió de un laboratorio en la ciudad de Wuhan. La información fue confirmada por oficiales de inteligencia a distintos medios estadounidenses.

Que Wuhan fue el epicentro de la pandemia es sabido, así que tanto China como los principales países del mundo consideran que el SARS-CoV2 se originó en esa ciudad de la provincia de Hubei. Lo que aún es motivo de controversia es cómo este virus empezó a transmitirse a los humanos.

Hasta ahora, la principal hipótesis era que el contagio inicial se produjo en un mercado de Wuhan donde se venden animales exóticos vivos. Uno de esos especímenes habría contraído el virus de un murciélago y luego se lo habría pasado a algún trabajador o cliente del mercado.

La inteligencia estadounidense no descarta esa posibilidad, pero considera que es una entre otras que deben ser investigadas. La versión que sí parece desechada es que el virus se generó artificialmente, a partir del desarrollo de armas biológicas. Hay consenso en que el origen sería natural.

Pero una de las hipótesis que barajan las agencias federales es que en el laboratorio de Wuhan estaban investigando el coronavirus extraído de murciélagos y, por una falla de seguridad, lo liberaron accidentalmente al público. Fuentes consultadas por la CNN dijeron que no han sido capaces de corroborar ni de refutar la teoría, pero están reuniendo información con el objetivo de discernir si un empleado del laboratorio se infectó sin darse cuenta y así propagó la enfermedad.

De todos modos, algunos de los oficiales que hablaron con la prensa bajo condición de reserva admitieron que existe la posibilidad de que nunca se llegue a comprobar el verdadero origen del virus. Por más que Estados Unidos y otros países puedan recopilar informes de múltiples fuentes en el terreno, los esfuerzos del régimen chino por encubrir lo sucedido tienen altas probabilidades de resultar exitosos.

El primer funcionario de alto rango en referirse a esta hipótesis fue el general del ejército Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto. A principios de la semana dijo que la posibilidad de que un accidente en el laboratorio haya liberado el virus está siendo estudiada en profundidad.

“No debería sorprenderle que nos hayamos interesado en eso, y que mucha inteligencia lo haya analizado detenidamente”, dijo el general Milley a los periodistas el martes. “Y yo diría que en este momento no es concluyente, aunque el peso de la evidencia parece indicar que es natural. Pero no lo sabemos con certeza”.

Un artículo de opinión publicado esta semana en The Washington Post sostuvo que la embajada de Estados Unidos en Beijing había alertado al Departamento de Estado dos años atrás sobre las medidas de seguridad insuficientes en el laboratorio de Wuhan que estudiaba el coronavirus en los murciélagos.

“Los cables han alimentado las discusiones dentro del Gobierno estadounidense sobre si este u otro laboratorio de Wuhan fue la fuente del virus, a pesar de que aún no han surgido pruebas concluyentes”, indica un párrafo ilustrativo de la columna escrita por Josh Rogin en el medio estadounidense.

El presidente Donald Trump se refirió el miércoles a esa posibilidad“Puedo decirles que cada vez conocemos un poco más esta historia. Vamos a ver”, dijo cuando le preguntaron en su habitual conferencia de prensa, en la que agregó que esa “horrible situación” debe ser objeto de un “examen muy profundo”. No obstante, se negó a precisar si abordó el tema del laboratorio con su homólogo chino, Xi Jinping.

Mike Pompeo, jefe de la diplomacia estadounidense, fue consultado el miércoles a la noche por el tema en una entrevista con Fox News“Llevamos a cabo una investigación exhaustiva sobre todo lo que podamos saber de cómo el virus se propagó, contaminó el mundo y provoco tal tragedia”, respondió.

Sin refutar ni confirmar ninguna alternativa, el secretario de Estado se limitó a agregar: “Lo que sabemos es que este virus nació en Wuhan, China (…) Lo que sabemos es que el Instituto de virología de Wuhan está a unos pocos kilómetros del mercado”.

China ha negado que el virus haya salido de un laboratorio. En una rueda de prensa el jueves, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo que “la posición de China con respecto al origen y a las rutas de transmisión del nuevo coronavirus es clara”. Pero lo cierto es que nadie toma esa palabra muy en serio.

Deja un comentario