Actualidad Internacional Corona Virus

Legisladores republicanos presentan la «Ley de responsabilidad de la salud pública mundial»

Escrito por Analisis Noticias

El congresista republicano de Utah, John Curtis, anunció el viernes que se ha unido a sus colegas republicanos para presentar un proyecto de ley que hará responsable a cualquier funcionario extranjero que intente ocultar información de salud pública relacionada con la enfermedad de COVID-19 en su fase inicial o cualquier funcionario que oculte futuros brotes.

“La Ley de Responsabilidad de Salud Pública Mundial Li Wenliang —que lleva el nombre del heroico médico chino denunciante— garantizará que los dictadores y sus cómplices piensen dos veces antes de permitir que una crisis de salud local se salga de control y se convierta en una pandemia que ponga en peligro al mundo”, dijo Curtis al presentar el proyecto de ley la semana pasada junto a los representantes copatrocinadores: Liz Cheney (R-Wyo.), Mike Gallagher (R-Wis.), Ted Yoho (R-Fla.), Jim Banks (R-Ind.), Rob Bishop (R-Utah), Chris Smith (R-N.J.), Dan Crenshaw (R-Texas), y los Senadores Tom Cotton (R-Ark.) y Josh Hawley (R-Mont.).

El Dr. Li Wenliang, un oftalmólogo que dio la alerta sobre el brote epidémico del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) —conocido comúnmente como el nuevo coronavirus, causante del COVID-19— sucumbió a la enfermedad después de contraerla de un paciente que estaba tratando. Los republicanos presentarán el proyecto de ley en el Senado en un futuro próximo.

“Como dijo el Dr. Li Wenliang, ‘Una sociedad saludable no debería tener sólo una voz’”, dijo Curtis. “Al suprimir información crítica sobre salud pública, los funcionarios de China, Rusia, Irán, Venezuela y otros lugares han demostrado que se preocupan más por mantener su control del poder que por la salud y el bienestar de su pueblo”, añadió el congresista.

En un comunicado de prensa, Curtis explicó cómo se hará responsable a los funcionarios extranjeros si se descubre que ponen en peligro la salud pública mundial.

“La Ley de Responsabilidad de Salud Pública Global Li Wenliang sancionará a cualquier funcionario extranjero de alto nivel responsable de ocultar deliberadamente datos vitales de salud pública relativos al brote de una enfermedad con potencial de convertirse en una pandemia. También sancionará a cualquier funcionario que se beneficie de la ocultación de información y a cualquiera que actúe en su nombre. Las sanciones incluyen la revocación de visados y la confiscación de bienes”.


Cuando el nuevo coronavirus amenazó por primera vez a China, el PCCh no respondió a las solicitudes internacionales para conocer el virus y el brote epidémico. El Secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Alex Azar, dijo que Estados Unidos estuvo tratando de enviar un grupo de expertos para entender la transmisión y la gravedad del brote desde el 6 de enero. Sin embargo, las repetidas ofertas quedaron sin respuesta durante un mes.

El régimen chino finalmente acordó permitir que la Organización Mundial de la Salud (OMS) enviara un grupo de expertos internacionales para estudiar el virus a finales de enero. Esto ocurrió después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, regresara de una visita a China lleno de elogios por los esfuerzos de respuesta del régimen.

El PCCh, mientras tanto, había silenciado a las personas para que no dieran la alarma sobre el creciente brote. Cuando varios médicos de Wuhan intentaron advertir a sus colegas y al público sobre una “neumonía de causa desconocida”, que más tarde se conoció como el virus del PCCh, las autoridades intentaron silenciarlos y los reprendieron por “rumores”. El más notable de ellos fue Wenliang.

Otros legisladores estadounidenses también han empezado a expresar su preocupación por el mal manejo del virus por parte de Beijing en las primeras etapas.

El diputado Jim Banks (R-Ind.) introdujo recientemente una resolución bipartidista de la Cámara, la HR 907, para condenar al PCCh por restar importancia de manera intencional al brote, a través de la censura y la desinformación.

En tanto el Senador Josh Hawley (R-Mo.) y la representante de la Cámara, Elise Stefanik (R-N.Y.), también están pidiendo una investigación internacional sobre cómo el manejo inicial del virus por parte del PCCh puede haber puesto en peligro a Estados Unidos y al resto del mundo.

“Es hora de que se realice una investigación internacional sobre el papel que su encubrimiento desempeñó en la propagación de esta devastadora pandemia”, dijo Hawley, en un comunicado de prensa conjunto con Stefanik.

“El PCCh debe rendir cuentas por lo que el mundo está sufriendo ahora”.

 

Analisis Noticias

Deja un comentario