Actualidad Nacional Opinión

Acusación INJUSTA: “OBLIGACIÓN” DEFENDERSE”. SI ES CIERTA, “OBLIGACIÓN” “DAR LA CARA”.

Escrito por Analisis Noticias

Maitencillo, 14 de Octubre de 2020

PROLOGO
Opinión sobre carta del Capitán de Navío Sr Luis Niemann Figari a ciertos Srs. Almirantes; Estrategia y Filosofía. Opino especialmente sobre su estrategia para llevar a cabo su “Defensa”, cuando fue acusado injustamente y cómo las técnicas usadas en “ELLA”, lo han llevado a una valiente filosofía que calza en una lucha creciente por la defensa de los valores anticorrupción que invaden el planeta a nuestra Patria querida y, en parte, hasta nuestra Armada. ¡¡Digo valiente, y mucha, a la vez que, ¿¿arriesgada y peligrosa?? Pero perfecta para ser llevada a cabo por un marino digno hijo de la Armada de Prat.!!

Señores Almirantes:
Almirante Jorge Patricio Arancibia Reyes, Vicealmirante Kenneth Pugh Olavarría, Contraalmirante Allan Nettle Mebus, Almirante Enrique Larrañaga Martin y Almirante Edmundo González Robles.

Esta Carta la recibí por mi Whatsapp el domingo 4 del presente mes de octubre, y viene abierta, por esa vía, a más de 180 Señores Almirantes de la Armada de Chile en Situación de Retiro y/o Servicio Activo. Personalmente, me encuentro en Retiro desde el 1º. De Enero de 1985; o sea, luego de una carrera de 38 años de Servicio Activo y 36 de retirado de mi tan querida Armada de mi Patria Chilena.

  1. Voy a partir por establecer que este tipo de cartas las estoy recibiendo, del
    Comandante Niemann, desde, diría yo, el año 2013, o a principios del 2014; y ellas comienzan con el consabido tema del “Caso Fragatas, en que este Distinguido Oficial, empieza a informar “sus descargos” –comunicándolos en cartas abiertas a todo tipo de público, cuando es acusado, junto a otro pequeño Grupo de Oficiales, del Gravísimo Delito de Traición a la Patria; y acción que se habría producido durante la compra de este tipo de Unidades Navales ya usadas, pero en excelentes condiciones de combate, a la Marina de un país extranjero EUROPEO.
  2. Y voy a continuar, eso sí, dando mi opinión con la franqueza de un marino viejo, pero también hijo digno de Esmeraldas y Covadongas. Las cartas de Luis Niemann, definitivamente desde un comienzo no me gustaron nada. En general, las críticas abiertas a las malas prácticas, y/o las faltas a la disciplina, deslealtades u otras fallas que él hacía fuertemente presente, me hacían sentir una molestia malsana que me llevaban a sentir como perjudicial para la Institución, aún cuando fueran totalmente ciertas; sentía como una deslealtad de parte de él hacia nuestra propia Navy. Esta sensación yo no era la única que sentía y se empezó a hacer muy general.
  3. Las cartas que solía enviar con frecuencia, con estas críticas verdaderas se hacían muy impopulares y se empezó a producir un fenómeno especialmente en el Alto Mando. A estas alturas hay que señalar que se hizo frecuente que un porcentaje importante del Alto Mando de Oficiales, –Almirantes especialmente, porque “el hombre” en sus críticas, a ellos se refería generalmente–; empezaron a ignorar sus cartas y no le contestaban o le pidieron que cortara ese tipo de correspondencia. A mi se me empezó a producir un fenómeno bien especial y debo reconocer que empecé a sentir una confusión mental seria. –seguía no gustándome el ataque directo, pero, por otro lado, “muchas” veces, le encontraba razón a sus diatribas y planteamientos–.
  4. Ahí me asistió Nuestro Señor. Yo había decidido conversar con Luis y es así como con cierta frecuencia lo llamaba y lo invitaba a mi casa para que me aclarara algún tema de los que él estaba tocando últimamente. Después de conversar con Luis, me enteré que él también solía reunirse, a veces, con mi gran amigo el Almte. QEPD. Fernando Navajas. Llamé a Fernando y quedamos de hablar del tema. Y así lo hicimos. Resumen: mi gran amigo ya había pasado por estas serias inquietudes que me estaban molestando; y: tenía la película clara. Fernandito le encontraba toda la razón al Comandante Niemann, y más aún, estimaba que había un serio MAL que estaba afectando a nuestra MARINA en forma cada vez con más intensidad. Que Niemann estaba en lo cierto y que era IMPORTANTE apoyarlo y movernos para retomar el camino perdido: LA MARINA DE PRAT.
  5. Así las cosas, siento que la situación es bastante complicada. –creo que debería decir: TREMENDAMENTE COMPLICADA–. El problema es Mundial, –Nacional–, y lo que L.F. está planteando, hay que darle pelotas ¡¡YA!! Lo que pasa en la Navy es muy serio y, sin duda, hay que volver a la Marina de Prat. Digo lo que pasa en la Navy es muy malo; pero lo que va , –o puede–, pasar, SEÑORES: VA A SER PEOR.
  6. VAMOS A VER LO QUE PASA CON LOS DESTINATARIOS DE LA CARTA. Almirante Jorge Patricio Arancibia Reyes, Vicealmirante Kenneth Pugh Olavarría, Contraalmirante Allan Nettle Mebus, Almirante Enrique Larrañaga Martin y Almirante Edmundo González Robles. Como lo señalo al inicio de esta Carta Opinión, la Carta del Cmdte. Niemann la recibí a través de mi whatsapp hace una semana atrás y he estado analizando y reflexionando sobre ella con la máxima detención. Con la excepción de la parte de los comunicados correspondiente al Sr. Almirante Arancibia, que plantea un agradecimiento nato; todos los otros, me permito calificarlos como de extrema dureza y altamente ofensivos, lo que me produce un estado de desagrado y de extremada sorpresa. Ésta especialmente por que estando ya acostumbrado a esta retórica por parte de don L. Niemann, desde hace ya largo tiempo, la verdad, no lo había visto llegar a estas expresiones.
  7. Señores Almirantes; los destinatarios directos y la otra gran cantidad que sobrepasa los 180 Oficiales Generales, con el mayor respeto me dirijo a Usías, y me permito plantearles con gran serenidad y humildad a la vez, Mi Pensamiento: Como expliqué al comienzo de esta carta, he concluído que, en lo medular de sus planteamientos, al Comandante Niemann, le asiste TODA LA RAZÓN, aunque, repito, creo que la dureza de sus expresiones, ojalá hubieran sido más moderadas. “–aunque a lo mejor no hay otra FORMA DE DECIRLO,, si se quiere ser CLARO, lograr el Objetivo y llegar al fondo de las cosas–”. El asunto es complejo. Pero créanme, ¡¡hay algo que no logro entender!!, y que por lo tanto, terminó por darle mi total apoyo a este distinguido Sr. Contraalmirante, REBAJADO INJUSTAMENTE A CAPITÁN DE NAVÍO Y QUE AÚN LA MANO DE LA JUSTICIA NO HA “OBRADO” EN ESTE PESTILENTE CASO.
  8. Cuando don LUIS Niemann se inicia en su Justa Lucha Defensiva en este VERGONZOSO Infundio, tiene que estudiar y aprender mucho, tanto en la necesidad de Firmeza en la Mantención de los Principios y Sanos Valores Morales; cómo en Modernas Técnicas de Defensa y Alta Tecnología en las Redes Internacionales. ESTE IMPECABLE TRIUNFO EN SU DEFENSA le dejó múltiples enseñanzas que le han permitido ayudar, en variados casos, a dar la pelea y apoyar en casos de malas prácticas Institucionales y/o de Corrupción Interna e incluso Nacional. Es en este tipo de Lucha donde aparece mi Absoluta Incomprensión de la situación que afecta al Sr.Cmdte. Niemann. Es cierto, descubre Malas Acciones y prácticas corruptas en la Institución, denuncia a los Inculpados, pero……………, nada sucede; las vuelve a denunciar, ahora usando su táctica de ataque incisivo; pero………….; igualmente nada sucede. La lógica pura nos indica que en casos como estos, los ofendidos –especialmente si están convencidos de su inocencia–; “se defienden y contraatacan con fuerza”……., pero..: esto no se ve y se produce un silencio mantenido, como si aquí NUNCA HUBIERA HABIDO DENUNCIAS Y COMO SI NUNCA HUBIERA PASADO NADA.
  9. Aquí es dónde quedo estupefacto y empiezo a NO ENTENDER NADA. Supongamos que nuestro hombre está absolutamente EQUIVOCADO. Que está equivocado y que el o los Inculpados son Inocentes. ¿Qué es lo primero que hace un acusado injustamente en un problema de Justicia??. SE DEFIENDE ¿NO?, A BRAZO PARTIDO……….. Pero aquí curiosamente, NADA PASA, Silencio absoluto y hasta ahí llegamos. Pues bien, créanme por favor, y así sigue la cosa …, y vuelve al ataque, aún más violento pero ¡¡nada, nada y nada!!
  10. Perdónenme Señores, por favor, el haber tenido que desarrollar toda esta Letanía, pero he querido hacerlo como, a mi juicio, única forma de lograr encontrar una solución a esta coyuntura, a la que no se le ve salida y especialmente para “pedirles” –MEJOR “ROGARLES”–, Señores Almirantes Aludidos en esta Carta, a que “tomen el guante” y entren así a aclarar todo lo planteado por nuestro Cap. de Navío Sr. Luis Niemann Figari. Creo que así se hará la LUZ y lograremos volver a una Limpieza a Fondo, con sanos principios COMO EN LA MARINA DE NUESTRO HÉROE MÁXIMO DEL 79. Ello nos devolverá la alegría y el orgullo de ser MARINOS CHILENOS HONESTOS, ORGULLOSOS DE SER CHILENOS, Y AMANTES DE SU PATRIA.

11.- Distinguidos Señores Almirantes, haciendo presente que, lejos de mi el pretender dar clases de Honor Naval, Principios Militares y/o Alta Moral. TODOS, a pesar de nuestra formación Moral y Religiosa en nuestros Hogares; de la Rectitud y Ética de nuestros Colegios Primarios y Secundarios y, en nuestro caso, en la entrañable Escuela Naval; repito, todos nosotros hemos tenido, y podemos tener aún, fallas o errores en nuestras vidas privadas o profesionales, que nos inhibirían al pretender hacer un Juicio o dar una Opinión Fundada sobre la Actuación de una o más personas en actividades en las que se tiene convivencia con ellas. Sin embargo, en este especial caso, me he atrevido a Hacer un Juicio y Dar mi Opinión, porque, por otro lado, la deleznable mentira e increíble cobardía llevada a cabo con el Cap. de Navío don Luis Niemann, para mi, no tiene nombre en nuestro País.

12.- Termino. En ninguna Industria Decente, menos en nuestras FFAA, y menos, “menos aún”, en nuestra ARMADA DE CHILE. POR ELLO, Y SÓLO POR ELLO, Señores es que me he atrevido a opinar sobre el TEMA y a ser EXTREMADAMENTE DURO EN MI VEREDICTO. FINALMENTE CON MIS 88 AÑOS DE EDAD me he sentido con un poquito más de Licencia, que me han aumentado mi Fuerza de Voluntad para abordar el TEMA. ESTO NO TIENE NOMBRE Y NO DEBE REPETIRSE JAMÁS EN LA MARINA DE CHILE. REPITO : LA ARMADA BEBE ACLARAR ESTAS DENUNCIAS. SU ANTIGUA TRADICIÓN Y SANO ORGULLO, LA “OBLIGAN A ELLO”: LA LEALTAD Y PATRIOTISMO, LIMPIOS Y PUROS, TERMINAN SIENDO SIEMPRE Y DECIDIDAMENTE CON LA VERDAD.

  • Sin otro particular, saluda con afecto y cordialidad a los CINCO SRS. ALMIRANTES DESTINATARIOS NOMBRADOS de mi Carta, y a todos los OTROS que llevan Copia Informativa de Ella.

Guillermo Leandro García Lamaítre
CONTRAALMIRANTE.
Ing, Eln. (A.P.N.)

EPÍLOGO: Como Epílogo deseo agregar que el Comandante Niemann solicitó, en más de una OPORTUNIDAD, que se llevara a cabo UN TRIBUNAL DE HONOR para aclarar, inicialmente, la FALSA ACUSACIÓN DE LA QUE HABÍA SIDO OBJETO y todos los otros problemas que cayeron sobre él, incluso aquél, último Infundio, en que fue sindicado como de delicada salud mental.

Enlace al documento:

Deja un comentario