Actualidad Internacional

Varias personas dan positivo después de ser vacunadas en Baviera

Escrito por Analisis Noticias

Dos residencias de ancianos en las que varios residentes y miembros del personal que fueron vacunados a finales de diciembre han vuelto a dar positivo en test de coronavirus. A raíz de este hallazgo, las autoridades bávaras están obligando de nuevo a reforzar las medidas de distancia, higiene, mascarillas y ventilación en las residencias en las que ya se había procedido a la vacunación, mientras los expertos tratan de explicar lo ocurrido. No es que la vacuna haya Pfizer-BionTech, sino que los plazos en los que se logra la inmunidad en su máximo potencial se extienden hasta las cuatro semanas a partir de la aplicación de la primera dosis.

«La probabilidad de infectarse después de la vacunación completa es muy baja», insiste la oficina responsable de la vacunación en Baviera, que confirma la efectividad del 95% de la vacuna aplicada en este caso, la de Pfizer-BionTech. Después de la primera dosis de la vacuna Biontech, hay ya un 50% de protección, según asegura la empresa con sede en Maguncia. Y después de la segunda dosis de vacunación, que se aplica pasadas tres semanas, se logra una protección del 95%, pero no de forma instantánea sino aproximadamente tras una semana más.

El inmunólogo Andreas Radbruch, profesor en la Charité de Berlín, explica que «en general, se puede decir que después de la primera vacunación se produce una reacción inmunitaria que necesita un cierto tiempo de inicio. Con la vacuna Biontech no se sabe exactamente, pero se supone que la primera inmunización solo surtirá efecto después de unos 12 días. Esta inmunización todavía es muy débil, pero la base para una segunda vacunación después de 21 días como mínimo puede crear una inmunización más fuerte. Será más rápido, pero probablemente demore alrededor de una semana. Por lo tanto, solo se obtiene una inmunidad fuerte, como mínimo, alrededor de 4 semanas después de la primera dosis de la vacuna».

Esto significa que las personas vacunadas pueden seguir infectándose, por lo que deben continuar tomando las mismas medidas preventivas que antes de vacunarse, para su protección y la de las personas a su alrededor. «La vacunación necesita tiempo para funcionar correctamente», ha explicado el doctor Thomas Assmann, uno de los médicos más mediáticos de Alemania, para divulgar que, a pesar de esa semana más de plazo de inmunidad, la vacuna sigue siendo recomendable y efectiva. «La protección se acumula después de 10 a 15 días porque el cuerpo primero debe reconocer los antígenos y luego producir los anticuerpos», ha explicado, «durante este tiempo, aproximadamente dos semanas, como vacunado, no está protegido contra la corona y, por lo tanto, también puede infectarse».

No hay por el momento pruebas de que quienes se han vacunado y vuelven a infectarse puedan a su vez contagiar a otros o no. «Nadie lo sabe exactamente en este momento, porque los estudios no se han dirigido a esta cuestión hasta ahora», reconoce, y recomienda que, si un vacunado tiene fiebre, acuda al hospital para confirmar si se trata de una nueva infección o solamente de efectos secundarios. «Procede analizar cómo de alta es la carga de virus de los afectados, pero para tener una referencia deberíamos contar con el dato sobre la carga viral de esa misma persona antes de vacunarse, para poder calcular si la carga viral acumulada es lo suficientemente grande como para contagiar a otros. Esto no está todavía del todo claro y deberá investigarse en los próximos meses».

Llegan a Alemania dosis de Moderna

Las vacunas están comenzando a aplicarse y no ha habido tiempo suficiente para averiguar en qué punto comienza exactamente la defensa inmune y se destruyen los patógenos, o si para entonces los virus pueden multiplicarse en la medida en que podamos transmitirlos a otros. La única conclusión es que los vacunados deben seguir tomando las precauciones de mascarilla, distancia, higiene y ventilación. Y esto vale también para los vacunados con el producto de Moderna, cuyas primeras 60.000 dosis están siendo distribuidas hoy por el ejército alemán a los centros de vacunación de los Bundesländer.

El primer camión ha llegado poco antes de las cuatro de la mañana al cuartel de Quakenbrück, escoltado por la Policía federal y el teniente general Schelleis se ha hecho cargo del inicio del reparto. La mayor diferencia entre el producto de Moderna y la vacuna ya entregada de BionTech es que la de Moderna debe almacenarse solamente a menos de 20 grados Celsius, mientras que la de BionTech requiere un almacenamiento constante a menos 70 grados. Es estable durante 30 días, lo que amplía el plazo de uso desde su descongelación y, si bien la vacuna BionTech debe diluirse con una solución de cloruro de sodio antes de inyectarse, el producto Moderna se suministra listo para usar y contiene aproximadamente tres veces más vacuna por dosis.

El ministro federal de Salnid, Jens Spahn, ha advertido que no habrá opción en cuanto a si desea recibir una vacuna u otra y calcula que Alemania recibirá dos millones vacunas de Moderna hasta finales del trimestre y 50 millones a lo largo del año, que se sumarán a los más de 85 millones de dosis de vacunas de Biontech.

Deja un comentario